4.8 / 5 4.8 / 5

Cosas que hacer en Islandia

Cosas que hacer en Islandia

Hay muchas cosas que debes hacer si viajas a Islandia.

Primero, alquila una Kuku camper. Y luego, incluye en tu itinerario algunos (o todos) de los atractivos que presentamos a continuación:

1. Contempla la aurora boreal

La aurora boreal es un fenómeno especial que fascina y atrae a mucha gente a Islandia. Desde septiembre hasta mediados de abril, las luces se encienden en el cielo oscuro creando una escena mágica. Estos eventos son anuales y regulares, pero impredecibles. Las diferentes variables que pueden desempeñar un papel importante son: la temporada, la claridad del cielo, su ubicación y no podemos mentirte, la suerte también es un factor determinante. Pero puedes aumentar tus posibilidades de verlas con una noche completamente oscura, un cielo muy despejado, sin nubes ni precipitaciones y yendo al campo para evitar la contaminación lumínica.

¿Qué son las luces del norte o Auroras Boreales?

Es un fenómeno de luces en la oscuridad con predominio del verde debido a una colisión entre partículas de la atmósfera del sol con partículas en la atmósfera de la Tierra. Estas largas ondas de luz a veces son visibles desde el hemisferio norte. El color de estas ondas varía según el tipo de partículas de gas que depende de sus altitudes. Cuanto más lejos de la Tierra se produzca la colisión, las ondas serán rojas y cuanto más cerca de la Tierra se produzca la colisión, las ondas serán púrpuras (pero no te preocupes si tomas algunas cervezas en Reykjavik, probablemente todas tendrán el mismo color)

2. Piscinas geotérmicas al aire libre y spa

Hay más de 100 piscinas naturales al aire libre calentadas por la energía geotérmica en Islandia. Pero no te preocupes si algunas de las fuentes están hirviendo, otras están a la temperatura perfecta para bañarse. Conocido como una tradición islandesa, el baño público es parte de la cultura local: a los islandeses les encanta relajarse y conversar en las numerosas piscinas geotérmicas. Puedes encontrar este tipo de piscinas calientes en diversas partes en Islandia, desde el centro de Reykjavik hasta los fiordos del oeste. Además de eso, la mayoría de estas fuentes y piscinas tienen acceso gratuito.

3. Géiseres

¿Qué son los géiseres?

Un gran chorro de agua llena de azufre que puede alcanzar hasta 100 grados y 60 metros de altura.

El término géiser proviene del término islandés: Geysir, un sitio donde podrás ver cómo hierven las aguas termales y hacen erupción cada diez minutos. Ubicado en la carretera del Círculo Dorado, es de fácil acceso y es una de las atracciones más impresionantes para no perderse si vienes a Islandia.

4. Frailecillos, Ballenas + focas

Además de sus impresionantes paisajes, Islandia es un gran lugar para observar a los animales salvajes en su entorno natural.

El frailecillo, el ave emblemática de Islandia, es un pequeño pájaro redondo con un pico de color y un plumaje blanco y negro. Presente solo unos pocos meses en Islandia, durante su período de reproducción, los frailecillos alrededor de las costas islandesas son más de 10 millones desde mediados de abril hasta mediados de agosto. Si deseas observarlos, las Islas Westmann representan la colonia de frailecillos más grande del mundo con alrededor de 4 millones de frailecillos cada año.

La ballena, una fuente de orgullo de nuestro país. Ya sea en tu plato o en el océano, Islandia es el lugar perfecto para contemplar a las ballenas en su entorno natural. Husavik, situada en la costa norte de Islandia, es conocida por ser la mejor localización del mundo para observar a las ballenas y la capital del avistamiento de ballenas de Europa. De abril a octubre, puedes ver algunas de las diferentes especies presentes frente a la costa de Islandia. No sólo se pueden ver en Husavik sino que también se ofrecen excursiones en Reykjavik y Akureyri.

Así mismo, podemos encontrar alrededor de 50,000 focas que viven en las costas islandesas. Algunas playas y costas rocosas son, sin duda, los mejores lugares para observarlas en su entorno natural.

5. Senderismo

El senderismo es hasta ahora la mejor manera de descubrir Islandia. Desde una caminata pequeña y fácil hasta una mucho más agotadora. Las posibilidades en Islandia son infinitas si deseas descubrir la impresionante naturaleza islandesa caminando. El paisaje es extraordinariamente diverso y el país está lleno de montañas, ríos, cascadas, aguas termales, volcanes y glaciares en todas las formas, colores y tamaños. Además, puede que tengas la suerte de ver algunos de los animales salvajes que habitan en Islandia.

6. Laguna glaciar

Tierra de fuego y hielo, no puedes venir a Islandia y perderte una de las lagunas glaciares. Hay numerosos glaciares por todas partes en la isla. De hecho, más del 10% de Islandia está cubierta de glaciares: Vatnajökull (el más grande de Islandia y Europa) con la laguna de Jökulsárlón en su costa suroriental, Langjökull (segundo glaciar más grande de Islandia), Hofsjökull, Mýrdalsjökull, Eyjafjallajökullc y Drangajökullj Snækfellkulljn, entre otros. Los radiantes icebergs azules flotan lentamente a través de la laguna ofreciendo una vista maravillosa. Puedes optar por disfrutar de la vista de uno de estos impresionantes bloques de hielo y aprovechar la oportunidad de visitar una cueva de hielo.

7. Café y cerveza en Reykjavik

Si Reykjavik no es la capital más grande del mundo, la cantidad de cafeterías es impresionante. Clasificado como el cuarto mayor consumidor mundial de café per cápita, los islandeses son grandes admiradores de la alta calidad. En Lity café, como ejemplo de ello, se encuentra un ambiente relajado y agradable. Luego, cuando llega la noche (ya sea que oscurezca o no), estas cafeterías intercambian los capuchinos por cervezas y cócteles. El ambiente es totalmente diferente, pero Reykjavik es tan famoso por su café como por su vida nocturna. Disfruta de tu viaje para hacer un viaje por los diversos pubs de la ciudad.

8. Cascadas

Dettifoss es una de las cascadas más impresionantes de Islandia. Con un flujo de agua sin igual en Europa (193 m² de agua por segundo), la cascada es una visita obligada en el país. Si tienes la suerte de estar allí durante un día soleado, podrás ver dos arcoíris sobre las aguas glaciales.

En el camino de Akureyri a Myvatn, no te pierdas el espléndido Goðafoss. Esta cascada está lejos de ser la cascada con mayor flujo de agua, pero probablemente es una de las más bellas (y nuestra favorita).

Por su parte, Seljalandsfoss, en la costa sur, es una de las famosas cascadas de Islandia y un lugar único. Visible desde la Ruta 1, esta cortina de agua cae de las rocas altas en una profunda cuenca verde, ¡simplemente, una visión mágica!

9. Paseo a caballo

Los caballos son parte de la vida islandesa. Importado por los vikingos, el caballo islandés es un animal pequeño y fuerte perfectamente adaptado a las duras condiciones del país. En el campo, muchas granjas ofrecen recorridos a caballo en la península de Snæfellsnes, en las llanuras alrededor del estratovolcán Hekla o en Skagafjörður, pueblo donde hay más caballos que habitantes.

Atrás